16 enero 2014

Querido amigo:

Hace 11 años te conocí, hace 2 años que desapareciste de mi. Es irónico como la vida te llena de personas nuevas y te quita a otras, y en este caso tú decidiste que era lo mejor para ti. ¿Como fue que nuestro momento de mejores amigos se fue a la basura, como fue posible que tiraras todos estos años por alguien a quien me es difícil de pronunciar? No entiendo las razones por las que me dejaste de hablar, por las que ya no estas aquí a mi lado, por las que no estuviste en mi graduación y no estarás el día en que me vaya a estudiar a España. No se si deba de llorar porque ya no estés a mi lado, o sonreír por saber que tan siquiera en tu propio mundo eres feliz. 

Yo se que en algún momento vas a regresar, volveré a saber de ti, pero no quiero que sea como la ultima vez en que tu mamá fue quien me dijo que ya formaste una familia, no quiero eso, enterarme que tendrás un hijo de esa forma. Ahora solo puedo recordarte como alguien importante en mi vida, quien ah dejado su huella en mi, quien me hizo sentirme plena y feliz, porque a pesar de que tú y yo fuimos novios en su momento, llegamos a ser los mejores amigos después. 

Amigo mío, te extraño. 

Extraño tus miles de risas y esa forma tan peculiar de bailar, extraño tenerte en mi casa cada tarde y hacer la tarea mientras escuchábamos a nuetsra banda favorita. Extraño estar en tu casa viendo películas, ¡Dios mío! extraño tanto a tu familia, tus reuniones familiares y que me invites por cada tarde por un helado. Extraño que me marques cada noche, cada día, a todas horas, extraño hablar horas contigo, y es difícil decir que hasta mi perro te extraña. Te extraño de pies a cabeza, tus estúpidas cejas, y ese respirar tan extraño que tenías. Extraño saber de ti, y por más que quiero, TÚ NO ME LO PERMITES. Extraño los viajes que hacíamos, y las tardes de sushi a tu lado, esas noches de copas, las tardes lluviosas y esa sensibilidad que tenias al verme llorar, extraño tus regaños y sobre todo tus abrazos.

Pensar que los momentos en los que TÚ; me importabas más que nadie en el mundo, se están desvaneciendo, te fuiste alejando poco a poco y ahora estoy empezando a odiar tu ausencia, tu cariño y recuerdo esos momentos con mi mejor sonrisa. Como olvidar las cartas que me dabas, el como me cuidabas. Recuerdas ese viaje en donde la noche fue testigo de nuestro querer? Y no hablo precisamente porque haya pasado algo, una plática que duró horas, fue suficiente para saber que te quería en mi vida, para siempre. Como olvidar tus celos cuando alguien más me pedía mi teléfono, pero como explotabas cuando te hablaba de él, la persona a quien yo decidí amar. Y ahora se cambian los papeles, AHORA estoy estúpidamente celosa de esa con la que estás, de que no te deje hablarme solo porque tú y yo, ÉRAMOS UNO. Porque aunque tú me hayas querido ver como algo más, yo nunca lo hice, tuvimos nuestra oportunidad y la dejamos ir, porque el destino dijo que nos pertenecíamos el uno al otro, COMO HERMANOS. Espero que ella te de el apoyo que yo siempre te di, que te escuche como yo lo hacia y te extrañe, así como yo lo hago. Te extraño tanto amigo, que espero un día regreses a mi, espero con ansias en que la vida te regrese de pies a cabeza. 

Le pido a dios que un día llegues tocando a mi puerta como siempre lo hacías, que un día me extrañes de la misma forma en la que yo lo hago, le pido a Dios que un día, ME NECESITES. De alguna u otra forma tengo que aprender a dejarte ir, a entender que eres feliz ya sin mi a tu lado, tengo que afrontar que eres hombre casado, afrontar que se viene tu cumpleaños y que estaré otro año más sin poder felicitarte como desde los 11 años lo hacía, me hez difícil entender que ya no estas aquí, que aunque no cumpliste del todo tu promesa, tienes que recordar que YO lo seguiré haciendo, estaré aquí, si es que algún día decides regresar.

Te esperaré, y mientras tanto espero que seas muy feliz, 
y que disfrutes de la vida, así como yo lo estoy haciendo.. 
Gracias por formar parte de mi vida, y lo seguirás haciendo 
aunque tu presencia se esté desvaneciendo...

1 comentario:

  1. Te acompaño en el sentimiento.

    Un gran y fuerte abrazo.

    ResponderEliminar